Ir a la barra de herramientas

SALUDO DE PÁRROCO – FIESTAS 2012

Estimados vecinos de Tamaraceite, comenzamos el año y ya nos disponemos a celebrar nuevamente la fiesta de San Antonio Abad en nuestro pueblo. Los santos son aquellos que en la Iglesia después de un proceso serio de reflexión sobre su vida son propuestos como modelos de vida cristiana y sin duda pueden servir de inspiración para todo aquél que esté abierto a descubrir caminos de plenitud y felicidad. La vida de este santo es llamativa y actual en muchos aspectos pese a nacer en el año 251 en Egipto. Procede de una familia adinerada, pero a la muerte de sus padres, decide dejar todos sus bienes a los pobres para conseguir el mayor tesoro, seguir a Jesús muy de cerca como testigo y testimonio suyo.
Este gesto unido a una vida de fuerte encuentro con el Señor lo convierte en
un hombre de gran personalidad y energía convirtiéndose para muchos en
una referencia. Se acude a él con toda confianza en la esperanza de encontrar acogida y luz ante distintas situaciones vitales. Su fama se extiende entre los sencillos y entre aquellos que tienen fama por sus conocimientos y poder.
La vida de San Antonio Abad pese al paso de los siglos tiene un mensaje actual y necesario para este momento de nuestra historia.
Aunque haya dificultades económicas y de otros tipos, sin embargo es posible realizar caminos de felicidad y de plenitud. Éstos no se encuentran en el consumo intenso de bienes y experiencias pensando exclusivamente en el disfrute personal sino más bien en una apertura positiva a Dios y a los seres humanos, con los que estamos llamados a realizar la vida del cada día.
La fe y las obras, buscando estos objetivos, son los que llenan de una energía y vitalidad inigualable a las personas. A San Antonio lo supieron distinguir y seguir fácilmente, a nosotros también nos es fácil distinguir a personas con estas notas, de hecho, hasta buscamos su palabra y su aprecio por que nos viene bien.
Les invito a seguir y practicar los buenos ejemplos de vida de San Antonio Abad y ser para los demás personas acogedoras, solidarias y responsables. Pidamos especialmente en estas fiestas a nuestro querido santo, que nos ayude a responder a la crisis económica con superávit de generosidad y gestos de humanidad con aquéllos que peor lo están pasando.
Que esta fiesta de nuestro pueblo, a la que invito a participar en todos los actos que se pueda, nos ayude a crecer en unidad y colaboración, tratándonos como hermanos como nos pide Jesús en el Evangelio y como San Antonio Abad supo hacer. Un cordial saludo.
                                                                                    Cristóbal Déniz.
Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Tradúcenos
Social Share Buttons and Icons powered by Ultimatelysocial
error

Enjoy this blog? Please spread the word :)