Ir a la barra de herramientas

DOMINGO XV DEL TIEMPO ORDINARIO

La lluvia y la nieve bajan de los cielos, empapan la tierra, la fecundan y la hacen germinar. Gracias a la lluvia puede comer el sembrador. Un pueblo que vivía del campo podía entender estas imágenes que se encuentran en el libro de Isaías (Is 55, 10-11).
Pero el profeta no se limitaba a evocar la experiencia del labrador. La lluvia y la nieve eran para él la imagen más clara de la palabra de Dios. Sin ella no habrá una buena cosecha. El Papa Francisco ha escrito que no sabemos, dónde ni cuándo ni cómo dará fruto.
Pero en el texto del profeta escuchamos la promesa del mismo Dios: “La palabra que sale de mi boca no volverá a mí vacía, sino que hará mi voluntad y cumplirá mi encargo”. No es una obra de magia. La palabra de Dios requiere una cogida cordial por nuestra parte.
Este es el enlace de las lecturas de este domingo. Y este es el vídeo del evangelio.



[youtube http://www.youtube.com/watch?v=avdSjc9GT4Q]

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Tradúcenos
Social Share Buttons and Icons powered by Ultimatelysocial
error

Enjoy this blog? Please spread the word :)