DOMINGO IV DE PASCUA.

En este cuarto domingo de Pascua recordamos cada año que Jesús es nuestro Pastor. Aquel que va delante, aquel que nos guía por caminos que conducen a mayor vida. Aquel, también que como excelente Pastor conoce y ama, una por una cada oveja. La primera lectura de hoy es la continuación de la curación de un enfermo por San Pedro. El paralítico fue curado en el nombre y por el poder de Jesús quien murió y resucitó. Nuestra salvación nos viene solamente por Cristo, quien es la piedra angular de la Iglesia.  San Juan en la segunda lectura alaba a Dios Padre por el inmenso amor que comparte con todos nosotros. Este amor nos ha hecho suyos por nuestro bautismo. Seremos semejantes a Él cuando le veamos cara a cara en su gloria. En el texto evangélico de hoy se interpreta la imagen o parábola del Pastor que se auto aplica con estos rasgos característicos: Jesús es el Buen Pastor, pastor único de un solo rebaño. Pastor que da su vida por las ovejas.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio. 

Please follow and like us:
Tradúcenos
Social Share Buttons and Icons powered by Ultimatelysocial
error

Enjoy this blog? Please spread the word :)