Ir a la barra de herramientas

TOMA DE POSESIÓN.

Nuestro nuevo obispo tomará posesión el próximo viernes 2 de octubre.  A las 18:30 de la tarde celebrará una eucaristía en la Santa Iglesia catedral de Santa Ana y dado que las circunstancias no permiten el que podamos asistir todos físicamente podremos hacerlo a través de la pequeña pantalla puesto que la Televisión Canaria emite este evento tan importante para nuestra diócesis y para toda la iglesia canaria.

Oremos por Monseñor José Mazuelos Pérez para que su nueva labor apostólica entre nosotros sea lo más fructífera posible.

¿ QUIÉN ES NUESTRO OBISPO ?

Mons. José Mazuelos nació en Osuna (Sevilla) el 9 de octubre de 1960. Antes de iniciar los estudios eclesiásticos se licenció en Medicina (1983) y ejerció como médico en su pueblo natal y, durante el servicio militar, en el Hospital Militar de San Carlos de San Fernando (Cádiz). En 1985 ingresó en el seminario de Sevilla y fue ordenado sacerdote el 17 de marzo de 1990. Es Licenciado (1995) y Doctor (1998) en Teología Moral por la Academia Alfonsiana -Pontificia Universidad Lateranense-, de Roma. Durante su estancia en Roma también realizó el curso de Perfeccionamiento en Bioética en la Facultad de Medicina Gemelli y colaboró en la parroquia de Santa Francesca Cabrini de la capital italiana.

Su primer destino sacerdotal fue como párroco en la parroquia rural de San Isidro Labrador, de El Priorato de Lora del Río, de 1990 a 1993. Después se trasladó a Roma para ampliar estudios y a su regreso a Sevilla, en 1998, fue nombrado párroco de Nuestra Señora de las Nieves de Benacazón y subdirector del servicio de asistencia religiosa de la Universidad de Sevilla, del que fue director del año 2000 al 2009. Durante estos años fue también delegado diocesano para la Pastoral Universitaria. El año 2002 fue nombrado Canónigo Penitenciario de la catedral.

Cargos pastorales.

En el campo de la docencia fue, durante el curso 2003-2004, profesor del Master de Bioética de la Universidad de Canarias y profesor de Moral del plan de formación sistemática del profesorado de religión de Sevilla. Desde 2003 al 2005 impartió clases de Teología Moral en el Centro de Estudios Teológicos de Sevilla e impartió esta materia en el Instituto Teológico San Juan de Ávila y en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas de la diócesis de Jerez de la Frontera; fue también Profesor invitado de la Licenciatura en Teología Moral en la Facultad de San Dámaso de Madrid y Profesor auxiliar de la Facultad de Teología Redemptoris Mater del Callao (Perú).

El 19 de marzo de 2009 es nombrado obispo de Jerez de la Frontera por el papa Benedicto XVI y el 6 de junio de 2009 fue consagrado obispo en la catedral de la diócesis. El 6 de julio de 2020 se hace público su nombramiento como obispo de Canarias, sede de la que tomará posesión el próximo 2 de octubre.

Otros datos de interés.

En la Conferencia Episcopal Española es presidente de la Subcomisión Episcopal Familia y Defensa de la Vida desde 2020.

CATEQUESIS 2020-2021

Tomen nota de esto.

FUE NOTICIA…

Sí, durante este fin de semana hemos estado celebrando la JORNADA MUNDIAL DEL MIGRANTE Y DEL REFUGIADO , bajo el lema «COMO JESUCRISTO OBLIGADOS A HUIR». Durante las Eucaristías celebradas tuvimos un gesto celebrado en la plaza manteniendo las medidas de seguridad por la pandemia. Se leyó una oración manifiesto por todos nuestros hermanos que se encuentran en esta situación.  A continuación les dejamos con la reseña gráfica de estos momentos.

FIN DE SEMANA CON DIOS.

Les dejamos con el programa correspondinete al domingo XXVI del tiempo ordinario.

Escuchen con atención

¿ RESPONSABILIDAD / IRRESPONSABILIDAD ?

PRIMERAS COMUNIONES EN OCTUBRE.

Una de las consecuencias del covid, fue el poner patas arriba todas las agendas. Los que tenemos que utilizarlas porque probablemente ya la mente no tiene la lucidez necesaria para recordar todas y cada una de las fechas, resulta que un virus trastoca todos los planes y lo que se había apuntado hay que reubicarlo en otro lado o sencillamente borrarlo porque ya no tiene cabida, ¡cuántos planes ha trastocado!.

Ha trastocado y sigue trastocando y si no que se lo digan a tantas y tantas ciudades y pueblos de España que creyendo que estaba todo arreglado, resulta que hay que dar marcha atrás porque las cosas no se estaban haciendo bien. Leía, días atrás, que en Suecia, el gobierno simplemente había recordado a la población lo que no podía hacer si querían erradicar en mayor medida el virus. No hicieron falta medidas sancionadoras, no hizo falta confinar nada… sencillamente el pueblo sueco se sintió responsable y actuó en consecuencia.

Pero he ido al diccionario a buscar la palabra responsabilidad. Esa palabra que tanto está en boca de muchos de nuestros dirigentes, que tanto se nos recuerda, que se nos dice que cumplamos y actuemos como tal… y el diccionario me responde que responsable es aquella persona (entre otras definiciones) que es digna de crédito. Es decir: fiable.

Continuar leyendo

XXVI Domingo del tiempo ordinario.

El Señor trae para nosotros un mensaje que nos confronta con nuestra forma de ser. Te invita a un diálogo y a la acción. Son muchas las ocasiones en que contestaremos sin meditar en lo que decimos y la conciencia nos lleva a la conversión para actuar conforme al llamado de Dios y en armonía con las enseñanzas de Cristo. Te invito a que tu palabra y tu acción vayan de la mano para agradar más a Dios.

San Mateo nos dice que es más importante el hacer que el decir. Lo ideal es que la palabra sea acompañada de la acción, lamentablemente, no es así, porque hemos aprendido a vivir de las apariencias y ante la invitación de Cristo a creer en Él, decimos si, pero no actuamos conforme a lo que nos dice el Evangelio. Podemos engañar a algunos, pero no al Señor que lo conoce todo.

Estas son las lecturas de este domingo y el video del evangelio.

FIN DE SEMANA CON DIOS.

Escuchen el programa correspondiente a este fin de semana en el que celebramos el XXV domingo del tiempo ordinario. 

¡¡¡ Buen provecho !!!

 

REFLEXIÓN EN VOZ ALTA.

TAMBIÉN PARA LOS SINDICATOS: ES DE JUSTICIA. Y UN RECUERDO PARA CARMELO PÉREZ

A la mayoría nos fastidia y mucho que nos cambien los planes. Quien más quien menos tiene su agenda, sus proyectos a corto, medio y largo plazo (Tengo un amigo que cuando quiero quedar con él me dice: de memoria no te puedo decir nada, tengo que mirar la agenda y no la tengo aquí), hemos organizado cosas, cómo, cuando y dónde… y de repente algo o alguien interfiere y echa por tierra todo lo que habíamos planificado, y nos cuesta volver a reajustar todos nuestros planes. Esto lo hemos sufrido a nivel mundial con la pandemia del coronavirus, que ha supuesto un vuelco completo a todos los planes y proyectos que las naciones y sus habitantes tenían previstos y que ha afectado desde lo más cotidiano hasta toda la organización económica, social, laboral, política, sanitaria, educativa….

Dios, con nosotros, tiene esa gran habilidad: la de cambiarnos lo planes de tal manera que siempre nos tiene con la mosca detrás de la oreja y no sabemos como podemos reaccionar. Ya el profeta Isaías, dice que mis planes no son sus planes. Y con esta contrariedad tenemos que entender el evangelio de esta semana. Si los sindicatos fueran a celebrar la eucaristía este fin de semana (que por otra parte no vendría mal ya que defienden con justicia los intereses de los trabajadores), probablemente denunciarían al capataz del relato por pagar lo mismo a quien trabaja todo el día como al que trabaja media jordana: ¡pues anda que en nuestra bendita tierra no se dan este tipo de situaciones!.: seguro que proclamaríamos que es injusto y es un atropello.

Pero en la «empresa» de Jesús, la noción de justicia va más allá de lo que nosotros entendemos por la misma y de dar a cada uno lo que le corresponde, que también. Pero la justicia que propugna nuestro Padre, optar por la justicia del Reino es optar por un nuevo modelo de relaciones entre las personas y los pueblos, en el que el interés propio cede ante el bien común. El afán de lucro cede ante la búsqueda de condiciones más humanas para los millones de personas que, precisamente una economía sin corazón ha dejado tirados a la vera del camino y donde las personas más allá de ser objetos y clientes de la economía del mercado y del consumo, recobran su valor intrínseco. Precisamente el covid ha puesto al descubierto una economía con escaso valor humano: residencias de ancianos que dejan de ser personas para convertirse en objetos de lucro; colas interminables ante los centros de acogida para poder llenar estómagos vacíos; migrantes que llegan por una situación complicada en su origen y nosotros les damos la espalda porque nos vienen a ocupar un terreno que no les corresponde; gente que no puede pagar a fin de mes una vivienda digna (que es un derecho fundamental) y se ven abocados a vivir a la intemperie…. y así podríamos seguir narrando.

Optar por la justicia del Reino, es ser capaces de dejar entrar en nuestros corazones a los preferidos de Dios: los pobres. Ellos necesitan la desmesura del amor y no quisiéramos ser nosotros los que, dejándonos llevar por la envidia, le pusiéramos freno, o que en algún momento nos viéramos en esa tesitura y nos trataran de la misma manera.

No quisiera terminar sin tener un recuerdo cariñoso para mi amigo Carmelo Pérez. Un hombre bueno y justo. Un hombre al que todo el mundo quería. Un hombre que supo llevar el amor de Dios y su justicia a las aulas en las que estuvo dando clase a lo largo de muchos años. Carmelo, tú escribías la historia de tu pueblo, ahora los demás escribimos la tuya. Gracias por dejarnos tu legado, tu amistar y tu cercanía.

                                                                                                            Hasta la próxima . Paco Mira

XXV Domingo del tiempo ordinario.

Nosotros somos seguidores de un Dios que nos llama a formar parte de una comunidad. Hoy Dios sigue llamando a hombres y mujeres para que se integren a su proyecto de construir un mundo más justo y más humano y una vida más digna para todos. Celebremos la presencia de Jesús en su comunidad de amor y servicio y pidámosle que nos conceda descubrirlo y amarlo en nuestros hermanos.

La parábola que nos presenta el evangelio de hoy es exclusiva del evangelista Mateo y está situada en la etapa final del camino de Jesús desde Galilea hasta Jerusalén. La narración tiene dos partes. En la primera veremos cómo el amo de la viña va a contratar los trabajadores a lo largo del día y la segunda parte cómo al final de la jornada el dueño da a los trabajadores su recompensa, que resulta ser la misma para todos. Es que los dones de Dios no dependen del trabajo y mérito de cual, sino que él actúa con generosidad inesperada; es que sus planes no son nuestros planes.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio.

FIN DE SEMANA CON DIOS.

Les dejamos con el programa correspondiente a este fin de semana. Gracias a nuestros amigos de Radio Ecca por este regalo una semana más.

Escuchen y disfruten.

 

SOLO, ¿490 VECES?

Los que peinamos algunas canas, nos acordamos – por desgracia – de una época que ojala que no se repita nunca más en nuestro país, aunque todavía anda de moda en muchos otros: en la década de los 80 tuvo su auge la banda terrorista ETA. Una banda donde la sinrazón tenía su palabra y sus argumentos eran exclusivamente las balas. Todo un fundamento.

Uno de los atentados fue el de un teniente coronel de infantería en Bilbao. A los veinte días, un periodista de una conocida emisora de radio, entrevistaba a uno de sus hijos. El periodista preguntaba, » si tuvieras delante a los asesinos de tu padre, ¿qué les dirías?. Se hizo el silencio por unos momentos en la radio y después de un suspiro, el hijo dijo: les perdonaría. Porque odiándoles toda la vida no solucionaría el problema. La verdad es que aquella afirmación en aquel tiempo y creo que ahora también, dejó a todos con la boca abierta.

Y es que cuando abrimos el libro de la historia de la humanidad constatamos, no sin dolor, que ha sido necesario dedicar un enorme número de sus páginas a narrar la guerra: peleamos y nos dividimos por el poder político, económico, racial y hasta religioso. En un escenario mundial, atravesado por conflictos de todos los órdenes se oye con más fuerza la llamada a tender puentes de reconciliación que ayuden a frenar la espiral de violencia que tanto dolor y orfandad siembra en personas, comunidades y pueblos enteros. En la propuesta de Jesús, la reconciliación hunde sus raíces en la capacidad de perdonar al injusto agresor para reiniciar el camino y abrir espacios a la esperanza. Continuar leyendo

Tradúcenos
Social Share Buttons and Icons powered by Ultimatelysocial