Ir a la barra de herramientas

DOMINGO 32º DEL TIEMPO ORDINARIO

Hoy, Jesús, nos hace considerar un Evangelio un poco difícil cuando estos saduceos le preguntan a sobre la situación de uno que se muere, deja a su mujer, se casa, deja descendencia, no se deja… Pero Jesús —¡qué grande eres!— aprovechas esta pregunta capciosa de los saduceos para decirnos que Tú eres el Dios de la Vida, que Tú no eres un Dios de muertos, sino de vivos, porque “para Él todos están vivos”. 
Y esta pregunta malintencionada de los saduceos nos da pie para considerar lo grande que eres. Eres la vida del hombre, eres la alegría, eres el amor. Eres el Dios de Abraham, de Isaac, de Jacob. Tú estás presente en la historia de cada uno, de cada pueblo. Eres un Dios cercano, eres un Dios de la Vida.
Un cristiano es un cristiano alegre y nos dices que tenemos que entrar en la vida y no estar en las muertes.

Te dejo con el enlace de las lecturas de este domingo y del vídeo habitual para disfrutar en familia.


[youtube http://www.youtube.com/watch?v=IiqCbZYttbY]

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Tradúcenos
Social Share Buttons and Icons powered by Ultimatelysocial
error

Enjoy this blog? Please spread the word :)